January 19, 2018

Decenas de miles de seguidores del gobierno se manifestaron por todo irán el viernes, jurando fidelidad a la cúpula dirigente clerical y acusando a su archienemigo Estados Unidos de instigar las mayores protestas antigubernamentales en casi una década, reportó la televisión estatal.

El líder de la oración del viernes en Teherán pidió a las autoridades que se ocupen “firmemente” de los responsables del inicio de las protestas, que duran ya cerca de una semana y han dejado hasta el momento de al menos 22 muertos y más de mil arrestados, según funcionarios iraníes.

 

Mo, pidió al gobierno que “preste más atención a los problemas económicos de la gente”.

Las manifestaciones antigubernamentales estallaron el 28 de diciembre en la ciudad sagrada Chií de Mashhad, después de que el gobierno anunció planes de subir los precios de los combustibles y poner fin a una entrega mensual de dinero a los iraníes de menores ingresos.

Las protestas se extendieron a más de 80 ciudades y pueblos, protagonizadas por miles de jóvenes y trabajadores molestos con la corrupción, el desempleo y una brecha cada vez más profunda entre ricos y pobres.

Las autoridades no han presentado pruebas que respalden las acusaciones de implicación estadunidense en las protestas, que carecen de un líder unificador.

Residentes contactados en varias ciudades dijeron que las protestas mostraron señales de estar cediendo desde el jueves, después de que la cúpula dirigente intensificó su ofensiva contra los manifestantes con el envío de la guardia revolucionaria a varias provincias.

En las movilizaciones del viernes, los manifestantes coreaban “muerte a estados unidos” y “muerte a Israel”, portando fotografías de la máxima autoridad del país, el Ayatolá Alí Jamenei, y ondeando banderas iraníes.

Imágenes televisivas mostraron a gente coreando “apoyamos al imán jamenei (…) No le dejaremos solo en este combate contra sus enemigos”.

Radar News

Comments are closed.