December 14, 2017

Un juez peruano ordenó el lunes la prisión preventiva de cuatro ejecutivos y ex ejecutivos de tres grandes empresas constructoras locales que fueron socias de la brasileña ODEBRECHT, en medio de una investigación de sobornos para ganar contratos en el país andino, informó la fiscalía.

El juez Richard concepción Carhuancho sentenció la prisión por 18 meses para directivos de Graña y Montero, JJC contratistas generales e ingenieros civiles y contratistas generales, investigados por los delitos de “colusión agravada y lavado de activos”.

Según la fiscalía, los ejecutivos de las firmas peruanas que fueron socias de ODEBRECHT en la construcción de una carretera que une Perú con Brasil participaron en el pago de sobornos de 20 millones de dólares al ex presidente Alejandro Toledo, en cuyo gobierno (2001-2006) se aprobó la ejecución de la obra.

Sobre Toledo, quien reside en estados unidos, pesa una orden de arresto con fines de extradición por el mismo caso.

Tras una audiencia que se prolongó por más de 12 horas, el magistrado ordenó prisión para José Alejandro Graña Miro Quesada, quien renunció a su cargo de presidente del directorio de Graña y Montero en febrero, y para el ex directivo de la firma constructora Hernando Alejandro Graña Acuña.

Asimismo, se determinó también la prisión preventiva para Fernando Martín Gonzalo Camet, presidente de JJC contratistas generales; y para José Fernando Castillo Dibós, gerente de ingenieros civiles y contratistas generales.

Imágenes de la televisión local mostraron a los cuatro sentenciados ingresando esposados a la sede del poder judicial de lima, que deberá en las próximas horas determinar la cárcel a la que serán trasladados, según la fiscalía.

Radar News

Comments are closed.