December 18, 2017

Los casos de depresión han aumentado entre los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), afirmó la jefa de medicina interna de la división de salud en el trabajo en la delegación Jalisco, María Elizabeth Vargas frutos.

Dio a conocer que a nivel de consultas en la institución en periodos anteriores se había identificado una prevalencia del 9.2 por ciento, en tanto que en lo que va del año se ha incrementado a un 10. 4 por ciento entre la población de 18 a 65 años de edad.

Sin embargo, advirtió que la enfermedad, acompañada incluso por ideaciones suicidas, aqueja prioritariamente a personas en edades jóvenes entre los 15 y 29 años de edad, y se reporta una incidencia mayor en las mujeres, aunque los factores son diversos.

“Hay más prevalencia en mujeres que se dedican a labores del hogar, a cuidar a enfermos, el desempleo, si se encuentra en aislamiento social, tener problemas legales, experiencias de violencia, haber sido objeto de robos o quienes consumen drogas”, apuntó.

Vargas frutos explicó que, a nivel nacional, la incidencia de la depresión en población en general es de alrededor del ocho por ciento, la enfermedad suele ser crónica y puede desencadenar tentativa suicida o discapacidad, toda vez que la persona no es capaz de ser funcional en ningún ámbito de su vida.

Detalló que la depresión es una alteración del estado del ánimo que suele conjugar elementos afectivos como la soledad, el duelo profundo, la culpa, la tristeza y acompañarse con otras manifestaciones como decaimiento, fatiga, irritabilidad, y falta de concentración.

Mencionó que otro factor importante que han señalado los pacientes en consulta es la sensación de inseguridad lo cual les lleva a vivir en estados de ansiedad y miedo que derivan en depresión.

La experta destacó que es importante que las personas que manifiesten síntomas depresivos sean valoradas, ya que el diagnóstico debe ser diferenciado e incluso debe tomarse en cuenta si existe alguna afectación neurológica o de índole endocrinológico.

Señaló que es importante estar alerta para identificar síntomas en los familiares cercanos “le hablas y no te contesta, su concentración está muy disminuida, también tiene alteraciones en el apetito, pueden comer de más o de menos, siempre va a manifestar culpa o te va a hablar sobre alguna ideación suicida”.

Agregó que hasta ahora la prevalencia reportada en niños y adolescentes de entre ocho y 15 años de edad a nivel mundial, es de hasta el 12. 3 por ciento en este segmento.

Radar News

Comments are closed.