December 16, 2017

Ya que los precios de gasolina y el petróleo se han incrementado en mercados internaciones y las importaciones que realiza México son las más caras, gasolineros y analistas vislumbran que 2018 inicie con un “gasolinazo” de hasta 20%, lo cual significaría que el precio del combustible se eleve a 20 pesos por litro.

Entrevistado por Reforma, Pablo González, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), señaló que no espera que el costo de los combustibles continúe como hasta ahora… el nivel del fregadazo dependerá de los subsidios que mantenga en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), la inflación, así como de los precios que Pemex fije para las gasolinas. Pero en definitiva habrá aumento, ya que éste será a nivel internacional.

Hasta ahora el precio de la gasolina Magna oscila entre los 16.76 pesos por litro, mientras que la Premium se ofrece en aproximadamente 18.50 y el diesel en 17.66. Pero, de concretarse el alza que se prevé, a partir el 1 de enero se pagaría 20.11, 22.20 y 21.16 pesos por litro, respectivamente.

De acuerdo con el líder de Amegas, hasta ahora se han reportado incrementos “marginales”, debido a que Pemex es aún el único proveedor de combustibles y que Hacienda continúa controlando el precio por medio de los subsidios. Esta situación se mantendrá en lo que resta del año, pero cuando a finales de este mes se liberalicen los precios en la Ciudad de México, Jalisco, Puebla, el Estado de México y Veracruz, la cosa cambiaría.

“Ahorita se va a mantener estable para Navidad, espero que el costo sea político y aguanten a que los mexicanos tengan Navidad el mismo precio, pero no veo que el próximo año se mantenga”, señaló González. Para concluir el 30 de diciembre Campeche, Quintana Roo y Yucatán, se sumarán a la liberalización de precios, con ello, dejará de existir una cifra establecida y controlada por la secretaría de Hacienda.

Según González, el “gasolinazo” de inicio de 2017 permitió que se tuviera “un colchón” para evitar el aumento de precios. Sin embargo, éste ya se agotó y, con él, los “precios artificiales” que hasta ahora se han mantenido. “Si no hay un incremento, el país va a pagar las consecuencias porque las inversiones comprometidas tendrán que frenarse, pues no hay verdadera apertura de precios”, consideró, por su parte, Luis Miguel Labardini, socio de la firma Marcos y Asociados, quien señala que al tipo de cambio como un elemento que estaría “obligando” a las autoridades a incrementar los costos de los combustibles.

Radar News

Comments are closed.