November 20, 2017

Al menos 600 taxistas de la capital colombiana comenzaron este lunes una huelga indefinida para que las autoridades regulen el servicio de transporte que prestan las plataformas Uber y Cabify y que, según denuncian, ha afectado la movilidad en la ciudad y disminuido las ganancias del gremio.

“No se tiene el derecho al bloqueo de las calles ni a utilizar los taxis para generar operación tortuga (lenta) en el transporte”, indicó a periodistas el secretario de movilidad de la alcaldía mayor de Bogotá, Juan Pablo Bocarejo.

Hasta el momento, precisó, la protesta deja “dos taxistas capturados y 60 multas impartidas”.

Según el funcionario, desde que comenzó el cese de actividades se han registrado actos vandálicos por parte de algunos taxistas que dañaron los vehículos de otros transportadores que sí están prestando el servicio.

“Tenemos las fotos de esos hechos y se abrirá investigación. Se hará la judicialización de los vándalos”, comentó el funcionario.

Uber, que llegó a Colombia a finales de 2013, ha tenido gran acogida en ciudades como Bogotá, donde numerosos usuarios se quejan de la calidad del servicio prestado por los taxis tradicionales.

Sin embargo, el pasado 19 de diciembre la superintendencia de puertos y transporte (supertransporte) multó con 114.432 dólares a Uber por “incumplir la orden de Cesar la facilitación y promoción de la prestación de servicios de transporte no autorizados en Colombia”.

Asimismo, el 9 de mayo de este año la supertransporte sancionó a Cabify con una multa de 166.974 dólares por permitir que “se preste servicio individual de pasajeros en vehículos de transporte especial no autorizados” para esa modalidad.

Cabify reaccionó el 6 de julio con descuentos de hasta el 50 % a sus usuarios en el país por un monto global similar al de la multa que le fue impuesta.

Radar News

Comments are closed.