November 24, 2017

Al menos 31 personas murieron y otras siete permanecen desaparecidas a causa de la última oleada de incendios en el centro y norte de Portugal, según el último balance “preliminar” de la autoridad nacional de protección civil (ANPC) dado a conocer este lunes.

Es una cifra que la portavoz de la ANPC, Patrícia Gaspar, calificó de “preliminar” porque hay otra posible víctima, aunque aún se está a la espera de que se confirme de forma definitiva.

Gaspar incidió en que no se puede hablar de balance definitivo porque siete personas siguen desaparecidas y también hay lugares, hasta ahora inaccesibles, a los que comienzan a entrar los operativos de combate a las llamas.

“Hay zonas donde los medios están llegando ahora”, añadió la portavoz de protección civil, en rueda de prensa en la que confirmó que se mantiene la “alerta roja” en el conjunto del país.

De los más de 500 incendios declarados en el centro y norte del país este domingo, el que ya ha sido considerado como el peor día del año, permanecen activos 50, de los que 31 fueron calificados de “importantes” por la portavoz de protección civil.

Esta nueva tragedia llega tan solo cuatro meses después de la tragedia que afectó al término municipal de pedrógão grande, donde el fuego provocó la muerte de 64 personas y más de 250 resultaron heridas.

El presidente de portugal, Marcelo Rebelo de Ssousa, que ha cancelado los actos previstos en su agenda de esta semana para acompañar la situación, pidió “urgencia en actuar” contra el fuego y anunció que, una vez hayan sido estabilizados todos los incendios, se dirigirá al país.

También el primer ministro, António costa, hará una declaración sobre lo ocurrido esta misma noche, a partir de las 20.00 horas locales.

Radar News

Comments are closed.