November 20, 2017

La ONG Save The Children estimó este viernes que unos 700 mil niños se enfrentan a las secuelas del paso del huracán María por Puerto Rico, 17 días después de que el ciclón arrasara la isla, y donde la electricidad es aún escasa y el agua potable escasea en muchos lugares.

En este sentido, la organización recordó en un comunicado que “casi el 60 % de los niños” en la isla vive por debajo del nivel de pobreza.

“Estamos trabajando lo más rápido posible para ayudar a esos niños y sus familias a recobrar la normalidad y reconstruir lo dañado por el ciclón”, agregó.

Indicó que ha enviado más personal a la isla, así como suministros adicionales para tratar de hacer frente a las necesidades de dichos menores y sus familias.

Además subrayó que personal de la ONG llegó tras pasar el huracán y trabajó en coordinación con agencias y otras organizaciones locales con quienes distribuyó víveres y material esencial para bebés y niños en siete refugios en la isla y prevé aumentar la entrega.

“Sabemos por décadas de experiencia que los niños son los más afectados en casos de emergencias y desastres, y muchas veces sus necesidades caen en saco roto”, dijo en el comunicado Casey Harrity, responsable del equipo de Save The Children en Puerto Rico.

La organización manifestó que dentro de los refugios la organización ha creado “espacios infantiles” en el que se pretende que los menores tengan una sensación de normalidad mientras regresan al colegio.

En la actualidad hay 8 mil 349 personas refugiadas.

Por último, señaló que está ayudando en las tareas de identificación de los daños en escuelas y centros infantiles en toda la isla.

Debido al paso del huracán María, al menos 36 personas han fallecido y las clases en las escuelas públicas aún no se han reanudado.

Radar News

Comments are closed.