September 22, 2017

Existe una “fuerte” presión por parte de algunos países europeos para que Grecia sea expulsada del club del euro, la moneda única, aseguró hoy el primer ministro italiano, Matteo Renzi.

En una comparecencia ante el Parlamento, Renzi explicó que los temas de la crisis griega y de la inmigración estarán en el centro de la discusión en la reunión del Consejo Europeo prevista para este jueves y viernes en Bruselas.

“Los amigos griegos deben saber que existe una fuerte presión de parte de las opiniones públicas de algunos países de la Unión Europea para ajustar cuentas con Grecia y eliminar la presencia de Grecia de la zona euro”, declaró.

Explicó que ese “clima” existe en algunas naciones de la zona del euro, no solamente entre las que entraron primero en el club de la moneda única, sino también “en aquellas que ingresaron después y que ven la necesidad de dar respuestas convincentes a sus opiniones públicas”.

Según Renzi, el acuerdo con Grecia podría no ser alcanzado en la reunión de jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea de esta semana, sino a final de mes.

“Yo digo al gobierno griego que debe haber un esfuerzo recíproco y que el trabajo del Eurogrupo debe considerar los riesgos en caso de que no hubiera acuerdo”, señaló.

En lo que se refiere a la emergencia por los miles de inmigrantes que cruzan el Mediterráneo y que llegan a costas italianas, Renzi aseguró que aunque Roma está en condiciones de afrontar sola el problema, Europa debe participar.

Informó que mientras que en los primeros seis meses de 2014 llegaron 59 mil 600 inmigrantes a costas italianas, en el mismo periodo de 2015 han desembarcado 61 mil 400.

“Pero ahora hay una novedad, finalmente el tema es una prioridad en la agenda política europea”, declaró.

Dijo que Europa debe evitar la construcción de muros, como el que pretende alzar Hungría en su frontera con Serbia para detener el flujo de indocumentados.

Asimismo, Renzi pidió a la izquierda italiana a “no tener miedo del concepto de repatriación”, pues quienes arriban al país europeo sin las condiciones para ser considerados refugiados podrán ser expulsados.

“Quien tiene derecho debe quedarse gracias a una operación europea y no italiana, mientras quien no reúna las condiciones debe ser repatriado”, insistió.

Y frente al riesgo de epidemias o enfermedades transmitidas por los inmigrantes, dijo que en el mundo globalizado existe la posibilidad de que se desencadenen pandemias, pero que su difusión es más factible a través de los vuelos comerciales.

“El riesgo de una pandemia existe en un mundo globalizado y el trabajo que estamos haciendo y que hemos hecho frente al ébola contempla escenarios preocupantes, pero las pandemias hoy arriban con los vuelos comerciales”, aseguró.

Dijo que frente al tema de la inmigración es necesario también emprender una batalla cultural ante el temor ocasionado por la llegada “del otro, del diferente, de quien pareciera que ha venido a quitarnos la identidad”.

Con información de MVS Noticias 

Comments are closed.