September 22, 2017

París terminará su relación con los candados de amor del Puente de las Artes este lunes y, con ello, se acaba una tradición turística en el histórico puente.

Los visitantes colocaban los candados con mensajes sentimentales en el puente peatonal desde 2008 como un acto simbólico de amor. Algunos, incluso, lanzaron las llaves al río Sena para reforzar su compromiso. El puente tiene más de 700,000 candados, un peso que solo puede compararse con el de 20 elefantes parados en un puente destinado al tránsito de peatones.

Considerado como algo encantador en un principio, la magia de la ‘relación’ entre el Puente de las Artes y París desapareció luego de que las cercas del puente cedieran al peso de los candados. El fenómeno amoroso pasó a otros puentes, lo que ocasionó dos preocupaciones a la ciudad: “La degradación del patrimonio y el riesgo a la seguridad de otros visitantes”, informó el Consejo de la ciudad de París en su página de internet.

El graffiti, el carterismo y el comercio ambulante de candados también se volvieron un problema, ocasionando que muchos locales evitaran la pintoresca zona construida en el siglo XIX, bajo el mandato de Napoléón.

La ciudad lanzó una iniciativa fallida en agosto de 2014 para detener la práctica, pidiendo a los visitantes que mejor se tomaran selfies en el puente. Además, barras de madera fueron colocadas sobre los candados en febrero para evitar la práctica el Día de San Valentín.

Letreros en francés e inglés cerca del puente informaron sobre el cierre del puente durante una semana mientras quitan los candados y luego colocar una exposición temporal; la instalación de acrílico final se pondrá en otoño.

 

Con información: CNN México

Comments are closed.