October 18, 2017

En los últimos procesos mundialistas, la selección mexicana se ha encontrado en una situación de desesperación, porque ha estado a punto de perder el boleto al máximo certamen, sobre todo en el de Brasil 2014. Afortunadamente para la causa del futbol nacional, se aguantó la presión y se tuvo suerte en los momentos adecuados, y así con tumbos, pero con ganas, se llegó a la justa mundialista.

Tras el Mundial de Brasil, Andrés Guardado y los jugadores de la selección mexicana se han puesto nuevas metas, y una de ellas es no sufrir en las eliminatorias como ha ocurrido en los últimos dos procesos.

“Tiene que ser muy distinto al pasado y al antepasado también”, dice con una ligera sonrisa Guardado, y enseguida, agrega que “hay que recordar que Javier Aguirre llegó al último momento para ir al Mundial, ya tenemos ganas de tener un proceso mundialista tranquilo, aunque de cierta manera, porque jamás es tranquilo en selección, pero una situación que sea buena para nosotros, que podamos ser fuertes en todos los torneos que compitamos”.

Luego, insiste en que desean “eliminatorias en las que no se pasen tantos problemas como en los últimas dos, sobre todo en la pasada y que México vuelva a ganarse ese respeto y jerarquía en la zona”.

NO REPETIR ERRORES

La edición pasada de la Copa América celebrada en Argentina, en 2011, no tiene pasajes para presumir, al menos no para los mexicanos. La participación fue solo eso, estar ahí porque se ha luchado mucho (en lo deportivo y económico) por ser el invitado de Conmebol.

Pero para Chile 2015, el Tricolor quiere sorprender, superar a aquel equipo que dio de qué hablar en 1993. La idea no pinta sencilla, pero Andrés Guardado tiene claro que se puede lograr.

“No nos podemos dar el lujo de que pase de nueva cuenta lo de la Copa América pasada. Fuimos solo a cumplir y no a competir; Miguel tiene muy claro eso y quiere formar una selección realmente fuerte y competir contra cualquiera”.

Y aunque se ha dicho que la Copa Oro es el torneo más importante, el mediocampista del PSV visualiza un cuadro de buenos jugadores que sabrán cómo funcionar. “Yo confío en que pueda haber materia prima suficiente para cumplir en los dos torneos y cumplir con los objetivos”.

EN SU MEJOR NIVEL

Antes del Mundial, se escuchó a muchos decir que Andrés Guardado no tenía nivel para ir a Brasil. Es más, muchos lo señalaban como uno de los responsables de la debacle mexicana. Fueron momentos de lucha, porque Andrés sabía bien que esos comentarios no eran tan disparatados. Hoy, el futbolista acepta aquel bajón, y relata cómo vivió aquellos días.

“En el futbol es muy difícil estar todos los años a un nivel muy alto, solos los privilegiados como un Maradona, Messi o Cristiano, ellos hablan de crisis por un partido que no meten gol, ya quisiera yo estar en una crisis así. Es muy difícil mantenerte todos los años en un nivel alto, y yo tuve mi bajón el año pasado”.

Y sin tapujos dice: “era una realidad que era muy dudoso que yo hubiera rendido lo que rendí en el Mundial, por eso estoy agradecido con Miguel, porque confió en mí, y después en los entrenamientos me gané el puesto y ahora, hasta capitán de la selección”.

Todo aquello ha quedado atrás, porque hoy el llamado Principito es aplaudido, no solo por sus paisanos, también por los aficionados del PSV que no se han cansado de elogiarlo. Esos detalles podrían inclinar la balanza para quedarse con los holandeses (que ya iniciaron pláticas para comprarlo), aunque aún pertenece al Valencia.

“Fue una expresión de cariño enorme (el mosaico que mostró la afición del PSV en honor del mexicano), y todos los días que me muestran su cariño, y eso va a marcar más adelante un sí o un no para quedarme ahí”.

RAFA, SU MODELO A SEGUIR

Ante la ausencia de Rafael Márquez, Andrés Guardado es la opción para la capitanía del Tricolor, al respecto, el futbolista explica que el defensa del Hellas Verona es una referencia para él.

“Tuvimos a Rafa durante tantos años siendo capitán, ha sido un ejemplo para mí y es difícil cubrir ese hueco de liderazgo que tenía. Uno va a tratar de hacer lo que pueda con la experiencia acumulada en los años, hay que ayudar a los jóvenes, yo lo fui y me apoyaron mucho”.

Andrés no solo ha encontrado su mejor versión a últimas fechas, sino que con el paso del tiempo ha dominado otras posiciones que hoy le dan ventajas, pues sus técnicos pueden contemplarlo como lateral, volante o contención.

“La verdad es que durante mi carrera he experimentado varias posiciones, siempre cuesta cambiar, pero en su momento se criticó que si jugaba de lateral, abierto a una banda, ahora más de contención, yo he abierto las puertas para jugar en cualquier posición y Miguel sabe que puedo jugar donde quiera”.

Con información de milenio.com

Comments are closed.