October 23, 2017

Desde diciembre del año pasado, en que el Instituto Nacional Electoral (INE) notificó a DISH la obligación de incluir una pauta federal en sus retransmisiones de las señales radiodifundidas (canales de televisión abierta), nuestra empresa ha acreditado buena fe en su deber de cumplir con las obligaciones legales en materia electoral y así contribuir con el buen desarrollo del proceso electoral en curso.

La autoridad electoral tuvo conocimiento que el mandato para cumplir con dichas obligaciones, le conllevaba a nuestra empresa serias complicaciones  técnicas y materiales que no estaban previstas. El factor principal era la necesaria colaboración que debía existir con las concesionarias de televisión abierta (Televisión Azteca y Televisa) para permitirnos la inserción de la pauta federal en sus señales.

El INE conocía que al aprobar un acuerdo que mandataba a las partes a llegar a un acuerdo entre concesionarias, estaba propiciando un conflicto adicional a las múltiples disputas legales que se han presentado en materia de telecomunicaciones, a partir de la reforma constitucional aprobada en el 2013.

El problema radica en la no aceptación de Televisión Azteca y Televisa a los principios del “must carry y must offer”. Esto es, el deber de permitir la retransmisión de las señales de televisión abierta, de manera gratuita, no discriminatoria, en forma íntegra, sin modificaciones y con la misma calidad en la señal.

Desde entonces las concesionarias de televisión abierta han pretendido boicotea los principios de la gratuidad respecto de los derechos de los usuarios de la televisión de paga satelitales. En la actualidad, este hecho se repite al pretender sostener que para que DISH pueda cumplir con sus obligaciones en materia electoral, es necesario venderle un servicio que consiste en la producción de una señal, y que inclusive debe contemplar el pago de derecho de autor.

Lo anterior, contraviene  la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, al ordenar que se debe garantizar que en este asunto no se impongan cargas gravosas, lucrativas ni desproporcionadas para ninguna de las partes.

El día de hoy el INE pretende aprobar un acuerdo mediante el cual se le impone a DISH la obligación del pago de alrededor de los 7 millones de pesos por el hecho de que Televisión Azteca S.A. de C.V. y Televimex S.A. de C.V. le permitan cumplir con sus obligaciones en materia electoral, a través de venderle el servicio de inserción de las pauta federal en sus señales. Monto que es excesivo.

Recientemente DISH le ha comunicado al INE su intención de cumplir con sus obligaciones de retransmitir la pauta federal, acogiéndose a una propuesta que propuso el Comité de Radio y Televisión  del INE, la cual consiste en que nuestra empresa pueda tomar la señal desde una entidad de la República Mexicana (Coahuila) en la que no transcurre un proceso electoral local y no hay candidatos independientes registrados.

En aras a la libertad de empresa, DISH se ha dado a la tarea de solventar por sus propios medios tecnológicos y humanos para poder cumplir a través de esta vía con sus obligaciones y le ha comunicado al INE su deseo de acogerse a una opción que la propia autoridad electoral propuso con anterioridad.

No obstante, el INE hoy ignora la propuesta que ofreció como solución, bajo el argumento de que se le han vencido los plazos a DISH  para decidir libremente el cumplimiento de una obligación que inicia hasta el próximo 5 de abril.

Cabe señalar que la solución que nuestra empresa desea hacer suya, no conlleva ninguna carga para las concesionarias de televisión abierta. Inclusive, fue una iniciativa que una de estas empresas propuso como medio de solución en las reuniones bilaterales sostenidas.

Por lo anterior, DISH no encuentra una razón válida por la que el INE le quiere hacer pagar más de 7 millones de pesos a las cadenas de televisión en el cumplimiento de sus obligaciones como única opción. En consecuencia, solicita que el INE reconsidere el monto del pago a Televisa y TV Azteca, y que dicho pago sea en forma opcional para los sistemas de DTH. Dejando así, cualquier otra opción técnica presente o futura con la que podamos cumplir con el marco legal y nuestro compromiso irrestricto de contribuir con el proceso electoral federal, al tiempo de evitar se pongan en colisión el derecho constitucional a la gratuidad de la retransmisión y la libertad de empresa.

Con información de noticiasmvs.com

Comments are closed.