October 21, 2017

Albricias. Ya nos parecemos un poquito más a los X-Men, o al menos a uno de sus miembros, Cíclope. Aunque pensádolo bien, tal vez no sea tan buena notica ya que se trataba del miembro con peor suerte del célebre equipo de superhéroes.

Ocurre que un reciente estudio realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), demuestra que nuestro cerebro funciona como si fuéramos cíclopes. Y nos explicamos… Los ojos sufren imperfecciones ópticas que hacen que las imágenes que se proyectan en la retina tengan un cierto grado de emborronamiento, aunque nosotros las percibamos como si fueran totalmente nítidas. Y esto es así porque nuestro sistema visual se autorregula para corregir esas deficiencias.

Lo que hace nuestro cerebro es usar como referencia de nitidez la imagen proyectada por el ojo con menos imperfecciones. “Nuestra impresión de lo que es nítido es ciclópea y está determinada por la mejor imagen  entre las proyectadas por ambos ojos”, explica la investigadora del CSIC Susana Marcos, una de las autoras de este estudio.

Con información de Quo

Comments are closed.