October 23, 2017

El Partido socialista (PSOE) mantendrá el poder en Andalucía, la región más poblada de España, según los resultados parciales de las elecciones regionales celebradas este domingo que elevarían a los antiliberales de Podemos a la tercera fuerza política.

Con el 73.86 por ciento del voto escrutado, los socialistas, en el poder en Andalucía desde 1982, obtienen un 36.65 por ciento de los votos, con lo que ocuparían 49 de los 109 escaños del parlamento regional, según los resultados difundidos por el gobierno andaluz.

El PSOE, liderado en Andalucía por Susana Díaz, una figura en auge de la política española, pierde votos respecto a 2012 pero ganaría por ahora dos diputados más, quedándose a seis escaños de la mayoría absoluta (55), por lo que deberá buscar alianzas para gobernar.

Por su parte, la formación de izquierda radical Podemos, liderada en esta región por la eurodiputada Teresa Rodríguez, de 33 años, se convierte en la tercera fuerza de la región con un 14.9 por ciento de los votos y 15 diputados, algo por debajo de los pronosticado por las encuestas.

El principal perjudicado es el conservador Partido Popular, formación del jefe de gobierno español Mariano Rajoy, que sufre un duro revés en este feudo socialista con el 25.73 por ciento de los votos y 33 diputados, contra 40.7 por ciento y 50 diputados en 2012.

Más de 6.5 millones de personas, de los 8.4 millones de esta vasta región meridional, estaban llamadas a las urnas este domingo en la primera de las cuatro citas electorales en España en 2015, que se anuncia como el año del fin del bipartidismo de socialistas y conservadores.

Sin embargo, en Andalucía los dos grandes partidos resisten el envite de las nuevas formaciones como Podemos y Ciudadanos (centroderecha), nacido en 2006 en Cataluña y que ahora da el salto a España con una apuesta por la regeneración política.

Este partido puede tener la llave de la gobernabilidad en la región con 8 diputados y el 8.92 por ciento de los votos según los resultados parciales. Por su parte, Podemos, aliado del griego Syriza y afín a la izquierda latinoamericana –su número tres asesoró a Hugo Chávez–, descartó en la campaña cualquier coalición postelectoral.

En última posición aparecen los hasta ahora socios del PSOE, los ecolocomunistas de Izquierda Unida, con un 6.95 por ciento de los votos y 4 diputados.

Con información de milenio.com

Comments are closed.