October 23, 2017

El presidente de Nintendo, Satoru Iwata, ha asegurado que la compañía desarrollará títulos para consolas y teléfonos por separado en una entrevista publicada hoy por el diario Nikkei, un día después de que la empresa anunciara un acuerdo con DeNA para lanzar productos para teléfono inteligente (smartphone).

“No lanzaremos el mismo juego para teléfonos inteligentes y consolas. Hay muchos ejemplos de un juego que se copia directamente para un segundo sistema, pero los consumidores se sienten menos satisfechos ya que no obtienen la misma experiencia que en la plataforma original”, explicó Iwata.

Nintendo y el proveedor de juegos y servicios para teléfonos inteligentes DeNA anunciaron ayer martes la firma de una alianza estratégica y de capital destinada exclusivamente al desarrollo de títulos para teléfonos móviles.

En el marco de esta operación, Nintendo adquirirá un 10 por ciento de las acciones de DeNA por unos 22.000 millones de yenes (171 millones de euros), mientras que la segunda comprará por el mismo montante el 1,24 por ciento de las participaciones del histórico fabricante de videojuegos con sede en Kioto.

Ambas empresas desarrollarán de forma conjunta títulos basados en los conocidos personajes y sagas de Nintendo, así como un nueva plataforma “online” que combinará los servicios de ambas empresas a partir del próximo otoño.

El presidente de la compañía creadora de Super Mario aseguró en la entrevista que Nintendo quiere “ampliar la población de jugadores” y aprovechar el smartphone para incrementar “el número de personas expuestas a nuestra propiedad intelectual, como personajes y juegos”.

“Trabajar con una compañía con experiencia en el mercado online nos permite extender esto de manera más rápida”, añadió Iwata en referencia a DeNA, cuyo presidente, Isao Moriyasu, participó también en la entrevista.

Moriyasu insistió en que las aplicaciones para jugar “son el principal negocio de DeNA” y que de cara a una cimentar una estrategia de crecimiento “aprovechar la propiedad intelectual de Nintendo supone una ruta de lo más efectiva”.

“Haremos uso de los puntos fuertes de ambas compañías. En la mayoría de los casos, Nintendo se encargará del desarrollo de juegos en sí, mientras que DeNA gestionará áreas como el desarrollo de los servidores”, apuntó el presidente de la empresa con sede en Tokio.

Nintendo, cuyo rendimiento se ha resentido mucho en los últimos años, hace así una clara apuesta por el sector creciente de los videojuegos para teléfonos inteligentes para diversificar su modelo de negocio.

Con información de noticiasmvs.com

Comments are closed.