October 18, 2017

La gran ofensiva de las fuerzas iraquíes para arrebatar Tikrit al grupo Estado Islámico (EI) se vio detenida hoy debido a que la ciudad está plagada de bombas colocadas por los yihadistas.

“La batalla para recuperar Tikrit será difícil”, explicó a la AFP Jawad al Etlebawi, portavoz de la milicia chiita Asaib Ahl al Haq (Liga de los Virtuosos, en árabe), que participa en la ofensiva. Los yihadistas “colocaron bombas en todas las calles, edificios, puentes, en todas partes”, dijo, añadiendo que por ello se ordenó a sus fuerzas detenerse.

“Necesitamos fuerzas formadas en guerrilla urbana para llevar a cabo el asalto”, estimó Etlebawi. Agregó que los yihadistas siguen cercados en el interior de Tikrit y “luchan ferozmente”.

La ofensiva que hizo posible cercar a los yihadistas, lanzada el 2 de marzo en Tikrit (160 km al norte de Bagdad), movilizó a soldados, policías y fuerzas paramilitares de voluntarios controladas por milicias chiitas, en la mayor operación contra el EI en Irak.

Pero la línea del frente no se ha movido desde hace días. El general Abdelwahab al Saadi, uno de los principales comandantes de la operación, pidió el domingo apoyo aéreo de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos. Los militares añadieron que el EI puso explosivos en las casas y construyó trincheras en la capital de la provincia de Saladino.

Desde el lunes, el ministro iraquí del Interior, Mohamed al Ghabban, había anunciado la suspensión de la ofensiva gubernamental iraquí, la más importante desde la retirada del ejército a mediados de 2014, que facilitó al EI conquistar vastos territorios al norte y el oeste de Bagdad.

Según él, los combates fueron suspendidos para “limitar las pérdidas” y proteger las infraestructuras, sin precisar si será un sitio prolongado. Según el general Al Saadi, la coalición no ha dado “ningún apoyo aéreo” hasta ahora, a causa de la implicación de Irán al lado de las tropas iraquíes en la ofensiva que se lleva a cabo.

El ejército iraquí ya trató de retomar tres veces, en vano, la ciudad de donde era originario el ex dictador Sadam Husein. Varios comandantes afirmaron de manera recurrente que estaban a punto de lanzar el asalto final, pero la línea del frente no ha cambiado en dos días.

El grupo EI anunció hoy por otro lado que decapitó a cuatro hombres que reclutaban voluntarios para las fuerzas gubernamentales en la provincia iraquí de Saladino.

Desde su irrupción fulgurante en Irak hace nueve meses, el grupo extremista sunita impone su ley y aumenta las atrocidades en las regiones bajo su control, como en los territorios conquistados en la vecina Siria, aprovechándose del conflicto que estalló hace cuatro años entre el régimen y los rebeldes.

Destruyen cinco iglesias

Asimismo, los yihadistas del EI destruyeron hoy el interior de cinco iglesias históricas del norte de Irak y retiraron los crucifijos de las cúpulas, informó a Efe el sacerdote Bashar Kalia, de esa ciudad.

Los extremistas destruyeron el monumento religioso de Markurkas, en el barrio de Al Arabi, en Mosul, así como las tumbas que se encuentran dentro de ese antiguo monasterio, las figuras de la Virgen María y los dibujos y los grabados del lugar. Además, pusieron banderas negras del grupo terrorista en lo alto de la iglesia.

El sacerdote dijo asimismo que los yihadistas destruyeron el contenido de la iglesia del monasterio de Mar Behnam, situado a 15 kilómetros al noreste de Mosul, en el que vivían monjes católicos, y que hoy vio como eran derribadas sus legendarias cúpulas y crucifijos.

También atacaron otras iglesias, como la del distrito de Tel Afar y otras dos dentro de la ciudad de Mosul. El EI publicó unas imágenes en sus sitios web sobre estas destrucciones, que justificó en su lucha contra el politeismo, y calificó las iglesias y edificios religiosos cristianos como “tabú, pecado, infidelidad y ateísmo”.

Los yihadistas conquistaron Mosul, la segunda ciudad iraquí y capital de la provincia septentrional de Nínive, el pasado 10 de junio y declararon un califato en las zonas bajo su control en el norte de Siria e Irak, donde impusieron una interpretación radical del islam.

Ataque con cloro en Siria

En Siria, las fuerzas armadas aseguraron que habían derribado un dron estadunidense que sobrevolaba la región de Latakia, en el noroeste del país. De confirmarse, sería la primera vez que el régimen consigue derribar un aparato estadunidense sobre su espacio aéreo desde que Washington creó una coalición internacional para bombardear las posiciones del grupo Estado Islámico, en septiembre pasado.

Opositores y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) acusaron por otra parte al régimen de haber realizado el lunes un ataque con gas que mató a seis personas, entre ellas tres niños, en la provincia de Idleb (noroeste). Los opositores publicaron fotos de víctimas con dificultades para respirar, y acusaron al régimen de recurrir al cloro.

El régimen de Bashar al Asad ha utilizado con frecuencia cloro en ataques contra los rebeldes. Varios casos de utilización del cloro por los yihadistas, que lo recuperan principalmente en las estaciones de depuración o de bombas artesanales, fueron mencionados en Siria e Irak.

Al menos once miembros del Estado Islámico (EI) murieron hoy en combates contra las fuerzas kurdas en la provincia siria de Al Hasaka, en el noreste del país, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los choques se registraron en las inmediaciones de la localidad de Tel Hamis, donde los radicales lanzaron un ataque contra posiciones de las Unidades de Protección del Pueblo -milicias kurdo sirias- en el extrarradio sur. A finales de febrero, los efectivos kurdos recuperaron el control de Tel Hamis, que estaba bajo el dominio de los extremistas.

Por otro lado, en la vecina provincia de Deir al Zur, un grupo de desconocidos agredió anoche un vehículo con militantes del EI en la rotonda del Nadi, en la población de Al Mayadín, en poder de los yihadistas.

Varios miembros del EI fallecieron y resultaron heridos en este ataque, subrayó el Observatorio, que no precisó el número de víctimas. En los últimos meses, los yihadistas han sido blanco de ataques por parte de desconocidos en Al Mayadín.

Con información de milenio.com

Comments are closed.