October 20, 2017

El ciclón Pam dejó 24 muertos a su paso por el archipiélago de Vanuatu, indicó este martes la ONU, en tanto el presidente de esta nación del Pacífico Sur, Baldwin Lonsdale, pedía ayuda a la comunidad internacional para “reconstruir todo”.

“Hay al menos 24 víctimas confirmadas: 11 en Tafea, ocho en Efate y cinco en Tanna”, señaló la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) en un nuevo balance sobre el ciclón que golpeó el viernes el pequeño país de 270 mil habitantes.

“Las necesidades humanitarias son inmediatas, lo necesitamos ahora mismo”, declaró el mandatario antes de regresar a su país desde Sendai (Japón), donde participó en una reunión de la ONU sobre prevención de catástrofes naturales.

“A largo plazo necesitamos apoyo financiero y ayuda para empezar a reconstruir nuestras infraestructuras, tenemos que reconstruir todo”, añadió.

La tormenta que se abatió sobre el archipiélago el viernes dañó cerca del 90 por ciento de los hogares en la capital, Port Vila. Según muchas agencias humanitarias, esta es una de las catástrofes más devastadoras que han debido enfrentar.

“A pesar de los informes de graves daños, Shefa sigue siendo la única provincia en la que fue declarado estado de emergencia hasta el momento”, dijo la OCHA, en referencia a la región que incluye a la capital.

Más de tres mil personas seguían en los 37 albergues habilitados y se llevaron a cabo evacuaciones aéreas desde Nueva Caledonia, Australia y Nueva Zelanda.

“Las comunicaciones entre las islas todavía no ha sido establecido”, informó la ONU.

Por su parte, los empleados de las oenegés señalaban la falta de medios para distribuir los víveres en las islas más alejadas de este Estado insular, a pesar de que la ayuda empezaba a llegar por avión a Port Vila.

Para alcanzar cada localidad arrasada el viernes por el ciclón, de categoría 5 y acompañado de ráfagas de 320 km/h, se necesitarán varios días.

Las necesidades en agua potable, baños portátiles y pastillas de purificación de agua deben determinarse rápidamente, explicó el director de la ONG Oxfam en Vanuatu, Colin Colette.

Las organizaciones temen una propagación de enfermedades. “La primera urgencia era el ciclón. La segunda serán las enfermedades, si el agua potable y las condiciones de higiene son insuficientes”, añadió Colette, quien cifró en 100 mil las personas sin hogar.

Para el director de la oenegé Save the Children, Tom Skirrow, las condiciones son peores que en Filipinas en noviembre de 2013, cuando el supertifón Haiyan arrasó el archipiélago dejando a su paso 7.350 muertos y desaparecidos.

Contribución del cambio climático

El portavoz de CARE International, Tom Perry, declaró a la Australian Broadcasting Corporation que “es difícil ver una vivienda” sin daños en la capital, donde el 90% de las viviendas quedaron destruidas.

Según Tom Skirrow, unos 15 mil habitantes perdieron sus hogares en la capital, y declaró estar “absolutamente seguro de que al menos 150 mil personas se vieron afectadas de manera significativa y, entre ellas, 75 mil niños”.

Las naciones del Pacífico se consideran las primeras afectadas por el cambio climático, al estar sus islas especialmente expuestas a una subida del nivel del mar.

En este sentido, el presidente vanuatense dijo a una televisión australiana que “el cambio climático contribuyó a la catástrofe en Vanuatu”.

Varios aviones militares australianos, neozelandeses y franceses llegaron cargados de víveres, medicamentos o generadores, al mismo tiempo que los equipos de rescate.

“Hay que ir rápido durante las operaciones de rescate”, añadió Skirrow. Tras las muertes a causa del ciclón, “hay niños víctimas de diarreas, de enfermedades como la rubeola”, que pueden propagarse en los albergues de emergencia, añadió.

Reino Unido prometió una ayuda de dos millones de libras (2,8 millones de euros), la Unión Europea un millón de euros, Nueva Zelanda 370 mil dólares y Australia 3,8 millones de dólares (3,6 millones de euros).

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo estar dispuesto a ayudar urgentemente al archipiélago y a “reconstruir la economía en los próximos meses”.

Con información de milenio.com

Comments are closed.