October 18, 2017

A pesar de no estar terminada, los diputados locales de Querétaro ya realizaron una sesión de pleno en la nueva sede del Congreso del Estado ubicada en Centro Sur. El pasado 12 de febrero el Presidente de la Mesa Directiva, el diputado Marco Antonio León Hernández informó que en marzo comenzaría la mudanza de diputados y para el 21 podrían tener el edificio entregado al cien por ciento.

Sin embargo el edificio presenta importantes retrasos y deficiencias en su infraestructura que se hicieron notorios con la intensa lluvia de este pasado fin de semana.

El acceso esta restringido, por seguridad, sin embargo entrar fue relativamente fácil. Al pasar el módulo de seguridad se debe subir una escalera de 20 peldaños, se asciende a una plancha que comunica directamente a la planta baja. Apenas a la entrada ya se perciben los faltantes, que no son solo acabados como lo dijo el diputado León Hernández. Los ascensores no están, solo las cuevas por donde subirán y bajarán, no hay nada mas.

A mano derecha se encuentran las escaleras para acceder a los cuatro pisos del complejo. En el primer piso se ubica el salón de plenos, ese sí ya terminado y listo para recibir a los legisladores, para acceder al recinto se deben subir tres escalones, en ningún lado existen rampas por lo que la movilidad para personas con discapacidad dependerá de los dos estrechos ascensores, un tercer ascensor se comunica con el estacionamiento pero se cree que será para uso privado de los diputados.

En el segundo y tercer piso los retrasos son mas evidentes, los techos parcialmente colocados exhiben humedad y algunas paredes de tablaroca son removidas y reemplazadas debido a que se mojaron. Uno de los obreros con quien sostuve conversación me relató que en todos los pisos existen filtraciones de agua, la lluvia causó estragos e intentan repararlos, pero eso conlleva nuevo material y retrasos. Muchas vidrios se han roto, apurados otros obreros colocan ventanas y su respectivo aislante, las medidas de seguridad aquí son superadas por la prisa de terminar el trabajo, por eso en sábado y domingo la obra no cesa.

En los últimos dos pisos se tiene mobiliario amontonado, muebles que no han podido ser ocupados debido a que no están terminadas las 25 oficinas de los diputados. En algunas no hay techo, y falta la instalación del aire acondicionado en todo el edificio.

Según obreros, la obra en la que  se invierten alrededor de 226 millones de pesos deberá estar terminada el 21 de marzo, plazo que se extenderá por lo menos hasta el día 31 del mes. Al fin de semana, el cálculo de avance de la obra que estiman los obreros es del 60 por ciento, tomando en cuenta que tres de los cuatro pisos no están terminados.

La intención de la 57 Legislatura, fue obtener una sede propia para el Poder Legislativo, para lo cual obtuvieron un préstamos bajo la transacción “Llave en Mano” con la Cámara Mexicana de la Industria y la Construcción. El Congreso terminará de pagar el crédito hasta el año 2037.

El espacio que tiene la nueva sede se contempla una oficina para cada diputado, el salón de pleno, la explanada, el estacionamiento (con 49 cajones) y la cafetería.

unnamed (4)

 

unnamed (6)

 

unnamed (8)

 

Para Radar News, Salvador Castillo.

Comments are closed.