October 18, 2017

La NASA lanzó la noche del jueves cuatro satélites para estudiar el campo magnético de la Tierra y su interacción con los vientos solares, que en algunos casos puede afectar las telecomunicaciones, el GPS y las redes eléctricas.

La nave Atlas de la compañía estadounidense United Launch Alliance, que transporta los aparatos, despegó de Cabo Cañaveral, en Florida (sureste de Estados Unidos), a las 22H44 locales (02H44 GMT de este viernes), tal como estaba previsto, desde una ventana de lanzamiento de 30 minutos.

Los cuatro satélites fueron desplegados con éxito una hora y 45 minutos después del lanzamiento, señaló la NASA dos horas después en un comunicado.

“La separación de la nave espacial es total”.

Los satélites circulan en una órbita de un perigeo de 7.500 kilómetros y un apogeo de 75.000 kilómetros en la primera fase de la misión.

Se trata de cuatro naves espaciales idénticas, de 1,2 toneladas cada una, que forman parte de la misión “Magnetospheric Multiscale” o MMS.

Volarán en formación de pirámide, lo que permitirá obtener imágenes en tres dimensiones y recoger gran cantidad de información de la zona de colisión entre el campo magnético terrestre y las partículas solares que llegan a gran  velocidad y forman su propio campo magnético, a unos 60.000 km de la Tierra.

Con información de noticiasmvs.com

Comments are closed.