October 18, 2017

El sueño es crucial para almacenar y consolidar la información obtenida en el día y favorece la salud física y mental. Si una persona no duerme lo necesario, disminuye su nivel de atención y, en consecuencia, su capacidad de aprendizaje y memoria, advierte Fructuoso Ayala Guerrero, jefe del Laboratorio de Neurociencias de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Para el investigador, “dormir es más relevante que comer,” pues nadie podría vivir insomne. Lo onírico tiene una función aún no bien comprendida, pues la naturaleza difícilmente genera capacidades inútiles en la supervivencia de los organismos.

“Soñar estimula mecanismos que permiten imaginar, planear y determinar cómo reaccionar y resolver dificultades de nuestras actividades cotidianas”, agregó el experto de la UNAM en el marco del Día Mundial del Sueño y de la Semana Internacional del Cerebro, conmemorados el 13 de marzo y del 17 al 20 del mismo mes, respectivamente.

El cerebro, agregó, se divide en dos hemisferios conectados entre sí a través de “comisuras,” o “paquetes de fibras nerviosas.” Una de las más importantes es el cuerpo calloso, enlace fundamental para que el individuo actúe de manera razonada, como se espera de un adulto. El académico aclaró que antes de los 20 años, esta estructura cerebral “no ha madurado del todo; esto explica parcialmente la inestabilidad de la adolescencia,” apuntó.

Cada hemisferio opera con funciones distintas: la izquierda es más eficiente en comunicación hablada, mientras que la parte derecha procesa las emociones e integra los componentes de la información, añadió.

Sin embargo, hay personas “carentes” de cuerpo calloso,  debido a que nacen sin él o porque sus fibras nerviosas han sido seccionadas (como se hace con pacientes con epilepsia grave e incontrolable mediante fármacos).

“Si ambos hemisferios son desconectados, el humano genera personalidades en desacuerdo constante; es como si hubiera dos individuos en uno”, dijo el profesor universitario al ejemplificar esta experiencia con referencias como las historias de El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, de Robert Louis Stevenson, o El club de la pelea, de Chuck Palahniuk, cuyos protagonistas llevan una “existencia dual.”

Otro ejemplo de esta afección es Laurence Kim Peek, un hombre que nació sin cuerpo calloso pero con capacidad para leer dos páginas, simultáneamente, en 10 segundos (una con cada ojo). “Se dice que memorizó aproximadamente nueve mil libros”, citó el docente.

En el reino animal, es sorprendente que el delfín duerma como si tuviera dos cerebros, es decir, mientras un hemisferio reposa el otro se mantiene despierto, para luego alternarse. Si un humano lograra lo mismo estaría en una encrucijada: una de estas mitades le daría una percepción onírica y la otra, una visión de la realidad. ¿Cómo actuaría en una emergencia? ¿Qué consideraría correcto? Lo cierto es que esta información arroja luz al eterno dilema cerebro-mente.

“Falta mucho por entender sobre el tema, pues muchas de las funciones del sueño y de la naturaleza de la conciencia permanecen desconocidas”, concluyó.

Con información de noticiasmvs.com

Comments are closed.