October 18, 2017

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) urgió al gobierno de Myanmar a liberar a más de 100 estudiantes y otros manifestantes que fueron detenidos el pasado martes por participar en una protesta.

Los manifestantes en la ciudad central de Latpadan, en la sureña región de Bago, pedían una reforma de la ley de Educación aprobada el año pasado, que entre otras cosas, no les permite crear sindicatos ni incluye las lenguas minoritarias en su plan de estudios.

El organismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha expresado su preocupación por los informes que sugieren que la policía estaría haciendo uso excesivo de la fuerza contra los jóvenes.

En conferencia de prensa en Ginebra, Ravina Shamdasani, portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, dijo que el gobierno de Myanmar debe llevar a cabo una investigación de los incidentes ocurridos el martes.

“Urgimos al gobierno a poner en libertad incondicionalmente a todos los que fueron detenidos por ejercer sus derechos a la reunión pacífica y libertad de expresión, y a modificar las leyes que imponen restricciones innecesarias y desproporcionadas sobre los derechos de las personas”, dijo Shamdasani.

La portavoz insistió en que cualquier uso de la fuerza debe ser proporcional a la gravedad de la ofensa.

Con información de noticiasmvs.com

Comments are closed.