October 21, 2017

La milicia terrorista Estado Islámico (EI) difundió un nuevo video de propaganda, en el que un niño mata a tiros a un presunto espía israelí de origen árabe. La cinta, de más de 13 minutos de duración, fue difundida hoy a través de redes sociales en Internet.

El hombre explica allí que tiene 19 años y que procede de Jerusalén. El servicio secreto israelí Mossad lo envió a Siria para conseguir informaciones de EI, admite.

Luego un seguidor de EI dice en francés que el capturado es un “imbécil espía del Mossad”. El yihadista habla en francés del atentado contra un supermercado kósher en París en enero, en el que murieron cuatro personas, además del autor del mismo, y amenaza con atacar a los israelíes y con conquistar Jerusalén.

Las “legiones del califato” liberarán Jerusalén, indica. Posteriormente el menor mata al presunto espía con disparos en la cabeza. No se pudo verificar la veracidad del video.

La familia del hombre ejecutado, Muhamad Musallam, negó de manera vehemente que el hombre se hubiera infiltrado en EI por encargo del Mossad. “No hace ningún sentido. No es verdad”, dijo su hermano, Ahmed a Radio Israel.

Ahmed Musallam aseguró que su hermano fue ejecutado por EI porque intentó huir tras ser atraído para sumarse al grupo radical con “falsas promesas”. Estuvo en Siria por cuatro o cinco meses, afirmó.

En febrero, el padre de Muhammad Said Ismail Musallam había desmentido que su hijo haya trabajado para el Mosad, tras publicarse en Dabiq, una publicación en inglés del grupo EI, un artículo presentado como una entrevista a un joven de 19 años enviado, según los yihadistas, a Siria por los servicios secretos israelíes.

“Mi hijo es inocente”, declaró su padre. El grupo EI “lo acusa porque intentó fugarse”, había afirmado a la AFP, sin negar que su hijo interrumpió el servicio civil israelí para volverse yihadista en Siria.

Un portavoz del Shin Beth (inteligencia israelí), había afirmado que el joven se había ido el 24 de octubre para Turquía, de donde viajó a Siria y se unió al grupo EI, por “propia iniciativa y sin que sus padres lo supieran”.

En el video, el niño ejecutor grita “¡Alá es el más grande!” en árabe antes de pegarle un balazo a la víctima en la frente, con una pistola. Luego lo remata con otros cuatro disparos en el suelo. Según Dabiq, Muhamad fue reclutado en Neve Yaakov por un vecino judío.

El padre aseguró que la última vez que había hablado con su hijo era cuando Muhamad estaba en Raqa, la capital autoproclamada del “califato” yihadista en el norte de Siria.

Con información de milenio.com

Comments are closed.