October 20, 2017

Un jurado federal en California, integrado por cinco mujeres y tres hombres, aprobó que sea entregada una indemnización por casi 7.4 millones de dólares a los hijos de Marvin Gaye tras determinar que los cantantes Robin Thicke y Pharrell Williams copiaron la música de su padre para crear el éxito de 2013 “Blurred Lines”.

La cifra total contempla 4 millones de dólares por infringir derechos de autor, además de lo referente a las ganancias atribuibles a la infracción. Thicke tendrá que pagar 1.8 millones de dólares más, mientras que la cantidad fijada para Pharrell Williams asciende a 1.6 millones de dólares por la similitud de la canción con “Got to Give It Up”, que Gaye lanzó en 1977.

La hija de Marvin Gaye, Nona, lloró cuando el veredicto era leído mientras que su abogado Richard Busch la abrazaba.

“Ahora me siento libre”, dijo Norma Gayne tras conocer el resultado. “Libre de las cadenas de Pharrell Williams y Robin Thicke y lo que trataron de hacernos y las mentiras que se dijeron”.

Un abogado de Thicke y Williams ha dicho que la decisión a favor de los herederos de Gaye podría tener un efecto negativo en los músicos que tratan de emular una época o el sonido de otros artistas.

El abogado de los Gaye dijo que Williams y Thicke eran mentirosos, que fueron más allá de tratar de emular el sonido de la música de Gaye de finales de la década de 1970 y copiaron directamente la pieza “Got to Give It Up” de la leyenda del R&B.

“Emprendieron esta lucha a pesar de que todas las posibilidades estaban en su contra”, dijo Busch sobre la familia Gaye fuera de la corte.

Thicke le dijo al jurado que no escribió “Blurred Lines”. Mientras que Williams testificó que la creó en una hora a mediados de 2012.

Williams señaló al jurado que la música de Gaye era parte de la banda sonora de su juventud. Pero el ganador de siete Grammy dijo que no la usó para crear “Blurred Lines”.

Los hijos de Gaye — Nona, Frankie and Marvin Gaye III — demandaron a los cantantes desde 2013 y estuvieron presentes cuando se leyó el veredicto.

La decisión podría enfrentar años de apelaciones.

“Blurred Lines” ha vendido más de 7.3 millones de copias tan sólo en Estados Unidos, de acuerdo con cifras de Nielsen SoundScan. Fue nominada a un Grammy y le dio alrededor de 16 millones de dólares a Williams y Thicke, según The Hollwood Reporter.

Con información de milenio.com

Comments are closed.